Cognición situada

junio 21, 2009

Según Díaz Barriga A. (2003) la cognición situada se inclina por una enseñanza centrada en prácticas educativas auténticas, coherentes, significativas, propositivas, relevantes en su contexto cultural y en su acción social; en la enseñanza situada es importante la influencia de los agentes educativos, los cuales se traducen en prácticas pedagógicas deliberadas con mediación y soportes ajustados a las necesidades del alumno, del contexto y de las estrategias que generan un aprendizaje colaborativo, donde la acción recíproca es la unidad de análisis conformada por el sujeto que aprende, los instrumentos semióticos utilizados, el objeto a aprehender u objetivo que regula la actividad (saberes y contenidos), la comunidad involucrada, las normas de comportamiento y las reglas inherentes a la distribución de tareas.
En la cognición situada, el aprendizaje se entiende como los cambios en la manera de comprender y de participar de los sujetos inmersos en una actividad conjunta. Según Baquero (2002) es un proceso de apropiación cultural porque incluye el pensamiento, la afectividad y la acción, pero para ello debe darse una situación de aprendizaje donde el aprendiz relacione sustancialmente la información que recibe con sus conocimientos y experiencias previas, donde exista, además de la predisposición del alumno, la intervención del docente y la organización y planificación del material didáctico y de las experiencias educativas. La disposición significativa del estudiante puede darse a través de dos dimensiones, 1) Relevancia cultural: Instrucción con ejemplos, ilustraciones, analogías, discusiones y demostraciones relevantes para los estratos culturales del alumno; 2) Actividad social: Participación tutorizada en un contexto social y colaborativo mediado por debates, juegos de roles, descubrimiento guiado, comunidades de aprendizaje y herramientas tecnológicas.
Al respecto, Scardamalia y Bereiter (citados por Daniels, 2003) acotan que la función primordial de la educación debe ser la construcción de conocimientos colectivos, mediante el aprendizaje basado en proyectos con la incorporación de las Tics requeridas en la sociedad del conocimiento.

Anuncios

Fundamentos teóricos

junio 10, 2009

El enfoque sociocultural tiene su génesis en el paradigma constructivista de Lev Vigotsky, el cual concibe el conocimiento como un proceso de interacción entre el sujeto y su entorno (medio social y cultural donde se desenvuelve). Al respecto, Vigotsky considera cinco aspectos vitales para que se consolide el aprendizaje: las funciones mentales, las habilidades cognoscitivas, la zona de desarrollo próximo, las herramientas psicológicas y la mediación.
Las funciones mentales se generan y se desarrollan a través de la interacción social, es decir son mediadas por el ámbito social donde se desarrolla el individuo; con la interacción social se crean hábitos, se adquiere el uso de la simbología y las normas que rigen el comportamiento humano y se desarrolla el pensamiento lógico reflexivo. Por su parte, las habilidades psicológicas son las competencias y destrezas que adquiere el individuo en su proceso de interiorización al apropiarse del conocimiento. En cuanto a la zona de desarrollo próximo, Vigotsky lo sitúa como la interacción que se produce entre el alumno y su entorno más cercano, es decir la interacción entre pares o entre alumnos y profesores, así como entre éstos y los contenidos didácticos. A su vez, las herramientas psicológicas representan el esfuerzo consciente que hace el alumno mediante los procesos de pensamiento para lograr contenidos significativos y, la mediación es la retroalimentación que existe entre pares donde un experto induce al novato a lograr sus objetivos, por ejemplo un preparador es un mediador entre alumnos y contenidos.
Vigotsky introduce el concepto de Zona de Desarrollo Próximo (ZDP) la cual se refiere a la relación existente entre el nivel real de desarrollo y el nivel de desarrollo potencial; es decir el contexto ofrece el nivel real de desarrollo, los conocimientos previos privan sobre los adquiridos porque si no existe un referente no hay conocimiento; el aprendizaje es la herramienta fundamental del desarrollo y éste se da primordialmente por la interacción social del individuo con su medio; el nivel de desarrollo potencial se ubica en el individuo quien manifiesta interés por el conocimiento y se desenvuelve en su medio de acuerdo con lo que éste le ofrece. La interacción familiar facilita el aprendizaje, de allí el proverbio de “la mejor escuela es el hogar”; donde influyen mediadores que guían al sujeto a desarrollar sus capacidades cognitivas, ésta es la zona de desarrollo próximo, los eventos que el niño emprende por sí mismo y lo que efectúa con apoyo de otros.
Vygotsky no niega la importancia del aprendizaje asociativo, pero lo considera claramente insuficiente. El conocimiento no es un objeto que se pasa de uno a otro, sino que es algo que se construye por medio de operaciones y habilidades cognoscitivas que se inducen en la interacción social. Vygotsky señala que el desarrollo intelectual del individuo no puede entenderse como independiente del medio social en el que está inmersa la persona. Para Vygotsky, el desarrollo de las funciones psicológicas superiores se da primero en el plano social y después en el nivel individual.
Desde las diversas perspectivas de los enfoques constructivistas se acepta que el aprendizaje es un proceso activo de construcción de significados más que de adquisición de información y que la instrucción es también un proceso de mediación que va más allá de la transmisión de conocimientos. Con respecto a la instrucción han surgido divergencias entre los enfoques constructivistas con respecto a la prevalencia de la actividad, por ejemplo en el modelo instruccional (expertos-novatos) el énfasis recae en el agente educativo, en el modelo por descubrimiento recae en la actividad del aprendiz y en las comunidades de aprendizaje es la participación colectiva quien tiene la última palabra.
A partir de 1990, el enfoque de la cognición situada ha tomado auge en el diseño educativo, éste plantea que el conocimiento es un fenómeno social, parte y producto de la actividad conjunta de los actores inmersos en los contextos culturales donde se desarrollan (Díaz Barriga, 2005); este enfoque es muy importante en la mediación de las Tics en la enseñanza por cuanto si el conocimiento es dependiente del contexto y la cultura, el aprendizaje debe efectuarse en situaciones y contextos relevantes para promover la actividad conjunta del educando. Así, el conocimiento es un conjunto de relaciones basadas en la riqueza del contexto donde se desenvuelve el alumno y el aprendizaje está mediado por instrumentos semióticos o simbólicos donde entran perfectamente las Tics, (la Semiótica es la ciencia que estudia los sistemas de signos dentro de una sociedad).


Hola, este blog pretende ser un instrumento de aprendizaje, consulta e interacción en enfoques socioculturales bajo el paradigma constructivista. Aparecerán reflejadas lecturas, análisis y comentarios de la asignatura

mayo 30, 2009